Batido “verde”: Red Velvet

por Virginia

¡¡Hola!!

Hace como mil años que no publico, y además hoy os traigo algo que ni es receta ni es ná, pero bueno.
Llevo una temporada desayunando zumos verdes y la verdad es que me encanta: nada más empezar el día ya te has tomado, como mínimo, dos raciones de fruta y/o verdura. Vamos, que tienes medio día hecho.

Uno de los que más me gusta es este, que he llamado “red velvet” por su parecido con mi receta de dicho pastel, que por cierto a ver si os comparto un día de estos…

image

Ingredientes:

  • 2 o 3 plátanos maduros
  • 1/2 remolacha, o 1 cucharadita de polvo de zumo de remolacha deshidratado (yo uso la marca Biotona, porque es la que conozco, pero seguro que sirve cualquiera)
  • 1 cucharadita de maca (es un super-alimento andino que aporta energía y proteína)
  • 1 pizca de vainilla cruda en polvo (otro super-alimento. ¡No confundir con azúcar avainillado o extracto de vainilla!: esta es marrón y parece tierra húmeda)
  • 1/2 cucharadita de cacao puro sin azúcar
  • leche vegetal sin azucarar hasta casi cubrir (yo uso de almendras o avena, pero puedes usar la que prefieras)

Batir en la batidora de vaso a máxima potencia un par de minutos (hasta que esté todo bien batido y no queden grumitos) y disfrutar!!!

Con estas cantidades sale aproximadamente medio litro o un poco más.

Algunas cosicas a tener en cuenta:

  • La remolacha, mejor cruda. Es difícil de encontrar incluso en temporada (otoño-invierno), pregunta en el mercado de abastos de tu ciudad si no encuentras en fruterías. Ponla en la batidora en trozos pequeños, para facilitarle el trabajo 🙂
  • Si no encuentras cruda, puedes usar cocida, aunque habrá perdido parte de sus nutrientes, en la mayoría de estaciones es la única opción disponible.
  • Las diferencias entre usar remolacha o polvo de zumo de remolacha: la remolacha entera da un sabor más terroso y menos dulce. También aporta más fibra, y mayor volumen (para mantener la medida de medio litro, pon sólo 2 plátanos). El polvo de remolacha es más dulce y no te aporta nada de la fibra.
  • En resumen: comprar el polvo de remolacha es una pequeña inversión (el paquete cuesta unos 20 euros, pero dura mucho y da la comodidad de que siempre está listo para usar y puede guardarse fuera del frigo). La remolacha cruda me gusta más cuando es temporada y es más saciante. La remolacha cocida puede usarse sin problema si no tenemos otra cosa, o para probar si nos gusta 🙂

Espero que lo probéis y os enamore como a mí 😀

Anuncios