“Applesauce” o salsa de manzana

por Virginia

Esta receta es una americanada total (los blogs de recetas sanas y/o veganas de estadounidenses están plagadas de la dichosa applesauce), pero está riquísima, es muy fácil, y sirve para muchas cosas.

La receta habitual lleva azúcar, pero a mi la verdad es que me parece suficientemente dulce (hasta demasiado) sin ponerle. Si te gusta mucho el sabor del azúcar, tal vez quieras añadirle un par de cucharadas, pero yo creo que es totalmente prescindible.

Además de tal cual como postre, puede usarse para sustituir el huevo (y una parte del azúcar) en recetas de repostería, puede añadirse a otros postres a modo de “mermelada”, o usarlo para acompañar platos salados de otoño, como la empanada de trompetas amarillas que publicaré en el siguiente post.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Vamos al lío:

Ingredientes:

  • 8 o 10 manzanas (yo utilicé una mezcla de rojas y reineta canadiense, porque tengo dos cajas llenas en mi cocina, pero podéis usar cualquiera, siempre que no sea muy ácida)
  • zumo de 1 limón
  • peladura de 1 limón
  • 1 o 2 palos de canela en rama

Procedimiento:

Pelar y cortar las manzanas en trozos (no hace falta que sean pequeños, en cuatro u 8 trozos es suficiente). Poner en una cazuela, añadir el zumo del limón, la peladura y poner la rama de canela. Añadir agua pero sin llegar a cubrir (cuanta más agua, más líquido, cuanta menos más espeso y más necesitarás estar pendiente de la olla). La textura final debe ser parecida a la de un puré espeso, pero la manzana suelta bastante agua, así que con cubrir hasta la mitad de donde lleguen los trozos, es bastante. La rama de canela debería estar sumergida en el agua, para que suelte bien el sabor, y lo mismo con las pieles de limón.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cocer hasta que la manzana se deshaga al pincharla. Si está quedando muy líquido, destapa la cazuela un rato para que evapore. Si está quedando muy seco lo mejor es añadir el agua necesaria después de batir, para asegurarnos de que la textura es la que queremos.

Retirar la canela y las pieles de limón y triturar con la batidora hasta que no queden grumos. Dejar enfriar y meter en botes. Se conserva bien en el frigo una semana o hasta dos (aunque puede que te salga algo de moho en la superficie, como en las mermeladas caseras, se quita y el resto se puede comer).

Anuncios