¡Vuelvo a la carga! (E inauguro la miniserie “veganismo cutre”)

por Virginia

¡Hola de nuevo!

He tenido el blog muy parado, primero por sobrecarga de trabajo y después por mini-vacaciones para descansar, pero ya estoy de vuelta y tengo un montón de recetas otoñales que compartir.

Aquí os dejo, para abrir boca, todo lo que ha salido de mi cocina hoy (sin contar la comida y la cena):

  • 4 bolas de seitán
  • dos raciones de garbanzos cocidos
  • un bote de caldo de verduras super concentrado (el bote marrón oscuro)
  • crema de pimientos verdes fritos
  • crema de pimientos rojos
  • pesto “rosso” (en el bote marrón clarito)
  • queso crema de frutos secos (los dos botecitos blancos)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hoy ha sido un día de aprovechar sobras y “fondos” de nevera: el agua de cocer patatas para la comida de ayer, un puñado de pimientos gurrumidos (verdes italianos, de padrón, guindillas y rojos morrones), un puerro reseco y un par de tomate de esos que ya tienen la piel estropajosa. Con eso y algunos ingredientes más… magia en la cocina!! Con el agua de las patatas, el puerro, los tomates, unos trocitos de calabaza y un par de ajos, he cocido los garbanzos, que probablemente use para hacer con cuscús o arroz. Con el caldo sobrante, añadiendo los propios tomates triturados, he formado las bolas de seitán (más gluten y pan rallado). Al caldo que aún sobraba le he añadido agua y salsa de soja para cocerlas. Por último, ese caldo concentrado lo he colado y conservado para fines futuros (al tener salsa de soja es útil para cocer unos fideos de arroz, o hacer sopa miso, por ejemplo).

Los pimientos los he hecho a la plancha en la carmela, y luego los he batido con un poquito de aceite y sal (los verdes por un lado, los rojos por otro).

Economía de postguerra en estado puro! Para que luego digan que ser veganx es caro 😉

En breves subiré las recetas del seitán y el pesto rosso, pero me apetecía contar un poco la cocina de aprovechamiento, porque en los posts habituales de recetas es más difícil de encajar, y creo que es una buena forma de echarle imaginación y ahorrar un dinerillo… además de una forma de no tirar comida, que siempre es algo que da mucha rabia.

Salud!

Anuncios