Pizza barbacoa sin explotación animal (y deliciosa!!)

por Virginia

Una de mis comidas favoritas es… la pizza!! (no soy tan original como me creo), y veganizarla ha sido uno de mis últimos retos.

Ayer probé algo que hacía mucho que no comía: pizza barbacoa! Aquí os dejo la receta, y una foto para dar envidia ^^

Ingredientes:

  • Un puñado de soja texturizada fina
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1/4 de pimiento rojo morrón
  • Tomate frito, 1/2 taza
  • Tomate triturado 1+1/2 tazas
  • 1 puñado de anacardos crudos
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharaditas de humo líquido
  • Especias: pimentón dulce, ajo y cebolla en polvo, perejil, y sal
  • 1 base de pizza
  • Opcional: un chorrito de bourbon 😛

Elaboración:

En primer lugar, la “carne” picada:

Poner algo más de 2 cucharadas de aceite (de girasol u oliva) en una sartén a fuego medio-bajo. Añadir dos cucharaditas de pimentón dulce, una de ajo en polvo y otra de cebolla en polvo, y perejil al gusto, -estas medidas son totalmente orientativas, yo lo hago a ojo -, y esperar un poco a que el pimentón se dore, pero sin quemarse. Añadir entonces la soja texturizada, y dejar que absorba el aceite y las especias y se dore un poco (hay que revolverlo bastante para que se cocine uniformemente y no se queme). Cuando hayan cogido color, añadir agua a la sartén (suficiente para que cubra la soja y un poco más; la soja flotará, así que es recomendable mirar lo que ocupaba en la sartén antes de empezar a echar agua). Añadir entonces una pizca de sal y dejar que la soja absorba bien el agua y ésta se vaya reduciendo. Si tienes algo de prisa, puedes subir el fuego para que se reduzca antes. cuando casi no quede líquido, añadir el humo líquido y remover bien para que se reparta uniformemente. Cuando ya no quede líquido, quitar del fuego (la soja debe estar esponjosa, no seca).

Un buen recurso para aprender a cocinar soja texturizada en el siguiente enlace: http://www.gastronomiavegana.org/recetas/como-cocinar-con-soja-texturizada/

Para la salsa:

Picar los pimientos en trocitos pequeños y freírlos a fuego fuerte en una sartén con poco aceite. Cuando estén cocinados, añadir 3 partes de tomate triturado por cada parte de tomate frito, una cucharadita de cebolla en polvo y otra de ajo en polvo. Yo no añadí sal porque el tomate frito ya me parece bastante salado. Dejar que reduzca un poco.

Éste es el aspecto que tenían las mías antes de ponerlas sobre la pizza:

Para el “queso”:

Poner a remojo los anacardos cuando empieces a cocinar; para acelerar el proceso, puedes ponerlo 20” en el microondas. Batirlos con la batidora junto con un diente de ajo, un poco de agua, un chorro de aceite y un chorrito de bourbon (opcional) hasta que tenga una consistencia cremosa.

Mientras vas haciendo la salsa, pon la base de pizza en la bandeja del horno, directamente sobre el fondo del mismo (de esta manera hace un poco de “costra” en el culo, a la manera de las pizzas de horno de piedra), y luego súbela al centro del horno, hasta que se empiece a dorar.  Sácala del horno y extiende la crema de “queso”, después la salsa (si te ha quedado bastante líquida, intenta escurrir el caldo para que la pizza no quede blandurria), y, por último, la “carne picada”. Vuelve a meterla en el horno para que termine de hacerse.

 

Último paso: cómetela con gula -y una ensaladita 😉 –

 

Algunas ideas extra:

Puedes aprovechar para hacer más cantidad de la salsa, y dejar fritada preparada para acompañar cualquier otro plato (arroz, pasta, cuscus, fajitas…). Es lo que hice yo, por eso hay cuatro veces más salsa que soja. Las cantidades que yo empleé fueron: 1/2 pimiento rojo morrón, 4 pimientos verdes italianos, 100g de tomate frito y casi 400 de tomate triturado, así que quedó más líquida. Las cantidades de la receta están corregidas para que quede más espesa, y mejor para la pizza.

Si no tienes humo líquido, puedes hacer la soja como en la receta omitiéndolo y luego añadir salsa barbacoa cuando la pizza esté montada. Si vivís en Zaragoza, podéis comprarlo en Pasión Vegana 😉

Puedes omitir el bourbon (de hecho a penas se nota), pero a mi siempre me ha parecido que casa bien con el sabor de la barbacoa, y el alcohol se evapora en el horno 🙂

 

Anuncios